Juan Manuel Rodríguez Rusillo
Siempre amanece